Blog
Europa confirma el compromiso con las energías renovables 10 Enero 2019

Europa confirma el compromiso de emplear en el 2030 un 32% de la energía procedente de fuentes renov

En el 2023 se revisará este cumplimiento para determinar el estado de los compromisos adquiridos. Europa está negociando el programa energético que debe permitir a la UE cumplir con el Acuerdo de París y el primero de los acuerdos ya se ha alcanzado: en el 2030 las energías renovables deben representar un 32% del consumo energético.

Las posiciones de partida eran las siguientes: los países miembros optaban por un porcentaje menos ambicioso, concretamente el 27%; mientras que la Eurocámara apostaba alto, inclinándose por un 35%. El objetivo, eso sí, es el mismo, cumplir con los preceptos del Acuerdo de París para luchar contra el cambio climático.

El Acuerdo de París busca tender puentes entre las políticas actuales y la neutralidad climática que debe existir a finales del siglo. El objetivo en torno al que giran todas las políticas es el de reducir las emisiones de Co2.

Para ello los gobiernos acordaron:

  • Como objetivo a largo plazo, mantener el aumento de la temperatura media mundial por debajo de 2 °C.
  • Limitar el aumento a 1,5 °C, lo que reducirá considerablemente los riesgos y el impacto del cambio climático
  • Que las emisiones globales alcancen el nivel que se acuerde cuanto antes, aunque saben que en los países en desarrollo el proceso será más largo

Con respecto a la composición del mix energético -solar, hidráulico, eólico y biomasa- el pacto señala para un primera paso marcado en el 2020 un nivel del 20%, lo supone un aumento considerable de la cuota del 17 % de energía solar, hidráulica, eólica y la biomasa alcanzada por la UE en 2017.

La capacidad solar fotovoltaica alcanzó cifras récord en 2017 aumentando a 98 GW, un significativo 29% respecto de 2016

Autoconsumo

Con respecto al autoconsumo, una de las principales reivindicaciones de los productores de energía solar en España, el acuerdo alcanzado señala que el peaje de respaldo -el llamado impuesto al sol- estará vetado en la UE hasta, al menos, diciembre de 2026. A partir de ese momento, según indican varios medios, los estados podrán decidir si las incluyen atendiendo a una serie de parámetros fijados para que el sistema eléctrico pueda sostenerse económicamente.

En el 2023 se revisará este cumplimiento para determinar el estado de los compromisos, testear si se han logrado los objetivos y, en consecuencia, pueden ponerse otros más ambiciosos. Durante todo este proceso, la Comisión es elaborará informes, a título indicativo, sobre los esfuerzos de cada país y lo que contribuyen al objetivo general de 2030.

¡Comparte esta noticia!

Trabajamos con las mejores marcas